¿Qué es y cómo prevenir un esguince de tobillo?

El esguince de tobillo es una de las lesiones más comunes en el mundo, ya que le puede pasar a cualquiera y en cualquier momento. Puede ocurrir al hacer ejercicio o simplemente por dar un mal paso. Pero no te preocupes, también es una lesión que se puede prevenir fácilmente.

Para empezar ¿Qué es un esguince? Es un daño parcial en las fibras que conforman un ligamento sin llegar a la ruptura. Los ligamentos son bandas que unen y otorgan estabilidad a las articulaciones de nuestro cuerpo para poder movernos de manera correcta. El esguince de tobillo más común es el que se da por el sobre estiramiento del ligamento lo cual hace que la zona se inflame y pierda estabilidad al caminar. Las razones por lo que pasa esto son debido a un mal calentamiento o estiramiento antes o después del ejercicio, utilizar calzado poco adecuado para la actividad que vas a realizar o por apoyarnos mal al dar un paso.

Comúnmente se puede tratar el esguince de tobillo, dependiendo de su grado con analgésicos y un buen cuidado de la parte afectada acompañado de cubrir la lesión con calor y frío. (puedes aplicar esto con nuestros productos de Recoup, Cryosphere y Cryosleeve)

Ahora que ya sabemos que es un esguince, te voy a contar sobre los ejercicios y actividades que puedes hacer para prevenirlo.

  1. Calienta adecuadamente antes de hacer ejercicio

Siempre antes de hacer cualquier actividad física es muy recomendable calentar para no sufrir lesiones, esto le brinda a nuestras articulaciones la elasticidad necesaria para poder rendir bien durante la actividad. En el caso del tobillo el calentamiento ideal sería

  • Mover la punta del pie de arriba abajo asegurándose de hacer un movimiento completo.
  • Mover el pie a adentro y afuera. Te puedes ayudar retrayendo y estirando los dedos.
  • Rotar el pie dibujando un círculo, asegúrate de que el movimiento no sea tan brusco ya que puede ser contraproducente hacerlo de ese modo.

 

  1. Fortalecer los ligamentos y los músculos que lo rodean

Esto se hace mediante un ejercicio llamado “entrenamiento propioceptivo”. Este entrenamiento hace que el cuerpo incremente su capacidad para localizar los músculos, lo cual le ayudara a regular de mejor manera la dirección y el rango de movimiento de estos. Este ejercicio también ayuda a la coordinación y el equilibrio.

Es muy importante fortalecer los músculos de la pierna para evitar lesiones de tobillo, esto es porque al tener los músculos que rodean los ligamentos en buen estado va a ayudar a que el ligamento no trabaje solo al momento de soportar peso o hacer algún movimiento brusco. Así que recuerda de hacer ejercicio para piernas y acompañarlo con rutinas de equilibrio y coordinación.

 

  1. Utilizar calzado adecuado

El esguince de tobillo se da varias veces por no utilizar el calzado adecuado ya sea porque este no es del tamaño ideal o simplemente no esta diseñado para la actividad que se va a realizar. Es por esto que te recomiendo que siempre utilices el calzado idóneo para la actividad que vas a realizar y revises que te quede bien, con esto ya estarás evitando lesiones.

 

Estos tres puntos son los principales para evitar cualquier lesión en los ligamentos del tobillo. Espero que te sean de mucha ayuda y que puedas continuar tus ejercicios sin lesiones.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados